Análisis del disco “Un nuevo sonido dinámico” de West Montgomery….. el título y la portada nos dicen todo.

Artículo de jazz note

Este disco abre la puerta para poder disfrutar del maravilloso sonido y estilo de Wes Montgomery el cuál es sutil, cálido, sigiloso y lo logra punteando las cuerdas con el dedo pulgar de la mano derecha con notas octavadas. Este estilo surgió cuando decidió estudiar guitarra y se quejaban los vecinos del sonido estridente y afortunadamente este inconveniente le sirvió para crear el estilo que lo llevó a ser considerado como un guitarrista que logró revolucionar la forma de tocar jazz, siendo un logro aún mayor para alguien que nunca estudió música y que en forma autodidacta aprendió a tocar guitarra a los 19 años, buscando emular al guitarrista Charlie Christian.

Es un disco con nueve grabaciones de Hard bop de corta duración, lo cual es inusual para música de Jazz y con excepción de Missile Blues que es de autoría de West Montgomery, las demás piezas son obra de otros autores.

Este disco inicia con Round Midnight donde West hace gala de su estilo tocando la melodía y el único solo acompañado con una base de batería y órgano tímida como no queriendo restarle atención al gran maestro. Sigue con Yesterdays en la cual solo lo acompañan la batería y el bajo del órgano.

Afortunadamente con el paso de los temas se empieza a notar una mayor participación del ensamble, con una improvisación de la batería en Ecorah, improvisaciones del órgano en todas excepto Round Midnight y Yesteradys, unísono del órgano con la guitarra en The end of a love affair y Sattin dol, tocando 4×4 en Ecorah, stop times en The end of a love affair y Whisper not, la melodía y primera improvisación del órgano en Sattin doll y en Jingles y en general mayor interplay, lo cual ayudó incluso a que brillara aún más la guitarra por el estilo de acompañamiento rítmico que utiliza cuando improvisan los demás.

Sus compañeros de grabación fueron Paul Parker en la batería del cuál no hay mucha información bibliográfica y Melvin Rhyme que estudió piano, pero todo el desarrollo de su carrera fue tocando el órgano Hammond B3,

tanto con West Montgomery como con su proyecto personal principalmente.

Es importante resaltar que, aunque no son músicos muy reconocidos, crean una gran base para este trio.

Paul Parker tiene una rítmica muy sólida tanto en piezas con tiempo lento clasificadas como slow de 60 bpm, en este disco en To late now, como en piezas de tiempo rápido clasificadas como fast de 200 bpm, en este disco The end of a love affair . Tiene una forma de tocar muy sutil, nada estridente, muy adecuada para hard bop y con mucha exactitud en sus cortes y entradas.

Melvin Rhyme tiene un gran criterio para aplicar su comping pudiendo ser sostenido, ritmico o simplemente guardando silencio y usando diferentes registros del órgano muy adecuados a los momentos de la pieza, buenas improvisaciones que son melódicas y pausadas y además la magnífica labor de tocar el bajo con los pedales del órgano.

Tal vez el lo único detalle negativo y que seguramente es debido a la calidad de la grabación, es que no es fácil percibir el bajo del organo.

Es un buen disco con muchos tópicos para analizar y disfrutar, preferentemente con la tranquilidad de una tarde de fin de semana y con una buena copa de vino

Carlos A. García Gama Mayo 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Recientes...