“¿Por qué no buscas un trabajo de verdad?”

Artículo 2 note

¿Realmente crees que puedes vivir de la música?, La música es solo un pasatiempo, no una profesión, la música no es una carrera seria, ¿La música no se estudia, se siente? Mmm.

¿Y además de la música, estudiaste una carrera de verdad? ¿Los músicos se mueren de hambre, no? Palabras que la inmensa mayoría de aspirantes a músicos y músicos ya hechos, han escuchado. La música es algo muy fácil realmente, solo te paras sobre un escenario, cantas o interpretas con un instrumento musical canciones previamente aprendidas y listo, bajas y pasas por tu cheque, ¿no lo crees? Ahí está West Montgomery, quien tras divertirse por un tiempo con una guitarra tenor que le había obsequiado uno de sus hermanos, pues se volvió soldador y se casó, para ese momento de su vida nunca le había pasado por la cabeza el ser músico. Un día, en una fiesta, escuchó a Charlie Christian y quedó fascinado, al grado de comprarse una guitarra para tratar de imitarlo, así, sin tomar lecciones, y a palabras de Wes,.empezando desde cero, ya sabes, de forma empírica, autodidacta el muchacho, como cualquiera lo podría hacer. Después de 1 año de práctica, comenzó a presentarse en clubes en su natal Indianápolis. Trabajó con Lionel Hampton, Eddie Higgins, Freddy Hubard, Melvin Rhyne, Paul Parker, entre muchas otras figuras más por cierto, con estos 2 últimos es que grabó a Dynamic New Sound, con lo que sería el West Montgomery Trío, sí, la prueba fehaciente de que esto de la música es simple.

Mira, todo comienza con Round Midnight, una emotiva balada, 5 minutos de discurso guitarrístico, así como todos tenemos algo que decir, tiempo nos falta. Cabe mencionar que dicho álbum fue grabado en un formato de organ trío, guitarra, órgano y batería, práctico. En

este primer tema también podemos apreciar un bajo por parte del órgano. remarcando cada acorde con notas largas, mientras que en su registro agudo, por momentos remarca lo que hace la guitarra, a veces te da el acorde o un contrapunto muy ligero, sí, contrapunto, ese recurso compositivo donde conviven 2 o más melodías. Mientras que la batería mantiene un tiempo sólido, firme pero tenue, apoyando como se espera que lo haga sin necesidad de llamar la atención, tocando lo necesario en el momento justo. En Yesterdays subimos un poco la velocidad, un médium, con un sensual walking bass en el bajo del órgano, sí, exacto, cuando haces caminar las notas más graves a través de la armonía, uniendo cada acorde. Un swing constante de la batería, pero de nuevo, controlando la dinámica, (el volumen), con sus escobillas. Y otra vez poco más de 3 minutos de discurso guitarrístico. Volvemos a subir la velocidad en The end of a love affair, un tema que por momentos se siente sabroso como la música latina, la guitarra dando el tema y el órgano y la batería apoyando ciertas partes, amarrados muy bien para que voltees a verlos en los stop times, exactamente, cuando te detienes en cualquier punto y después sigues tocando, incluye su respectivo walking bass y el swing en la batería, solo que aquí ya hay baquetas, y el buen Paul Parker (batería) se atreve más. Es el primer tema en el que hay solo de órgano, insisto, todos tenemos algo que decir. Para Whisper not regresamos un poco a lo tranquilo pero sensual, la batería sigue en el swing pero aquí ya pide más que lo volteen a ver, sigue siendo atrevido, en la charla entre el órgano y la guitarra se nota cierta necesidad el uno por el otro para subsistir. Para cuando llegamos a Ecaroh, estamos más que inmersos en su sonido, y nos ponen a bailar. Al principio podrás apreciar ciertas insinuaciones a The end of a love affair, así es, de los temas anteriores, uno se puede dar ese lujo porque pues es música y la repetición es una forma de hacerlo simple. Ya sabes, la música es fácil. De nuevo hay una conversación entre órgano y guitarra, pero esta vez en forma de pregunta y respuesta, pero tan solo cuatro compases por turno, exactamente los famosos 4s, además de saber lo que vas a decir, pues escuchar lo que los demás van a expresar, esto para no caer en incoherencias musicales, de pronto la batería los interrumpe con un breve pero sustancioso solo, en el momento justo, para después cerrar con un fade out. así es, cuando el volumen se va bajando hasta que la pieza desaparece. En Satin Doll del Duque de Ellington, (Duke Ellington), disminuimos la velocidad para marcar bien esa curva a lo largo del álbum, podemos apreciar el tema con el órgano y la guitarra al unísono, tocando al mismo tiempo, y en la parte B del tema, tenemos la guitarra usando octavas, sí, cuando utilizas una nota a cierta altura y al mismo tiempo la misma nota pero más aguda, son octavas porque pues hay 8 notas de diferencia, por ejemplo, de do a do, esta do, re, mi, fa, sol la si y do. En Missile blues volvemos al unísono, una batería con su respectivo swing que no teme a interactuar con el órgano en el solo de este, así como en el de la guitarra, con el uso de redobles, hi hat abierto, se puede decir que es la pieza donde más sobresale la batería. Ya para llegar al fin tenemos Too late now, una balada en la que Wes Montgomery destaca por su uso de acordes en bloque, esto es colocar un acorde diferente a cada una de las notas de la melodía, listo, volvemos a los 5 minutos de discurso guitarrístico. Y bueno, cerramos con Jingles, le metemos velocidad para terminar con todo, el tema aquí está a cargo del órgano y la guitarra refuerza por momentos, al igual que la batería, por supuesto, swing, walking bass, solos, 4s entre los 3 elementos, guitarra, órgano y batería, todo lo ya mencionado.

¿Lo ves?, es muy fácil. La música es así, sencilla. Fue el primer disco de Wes Montgomery como líder y en éste estableció su estilo, solos virtuosos pero con discurso, el uso de riffs, sí, esas ideas rítmicas repetitivas que a todos les salen con gran fluidez, el uso de octavas en sus melodías con la técnica de fingerpicking, misma que él popularizó, acordes en bloque y acompañamientos creando contrapuntos armónicos, si se puede decir de esa manera, quién iba a imaginar que sería tan sencillo, y solo le tomó 20 años, si, después de que compró su guitarra para imitar a Charlie Christian, solo pasaron 20 años para dar a conocer su estilo con a Dynamic New Sound, y sin ir a la escuela. Por cierto… ¿tú cómo vas con tu rítmica, tus escalas, tus arpegios, qué tal está tu oído?

Texto extraído del libro “La vida sin sarcasmo no es vida” del año 2025. Autor anónimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Recientes...